< Volver a Catálogo > Plegaria en el asedio

Plegaria en el asedio

Damir Ovčina

ISBN: 978-84-15509-70-7

Encuadernación: Cosido

Formato: Rústica con solapas

Fecha de publicación: 20/10/2021

Número de páginas: 736

Traducido por: Luisa F. Garrido y Tihomir Pištelek

Ilustración de cubierta: Fede Yankelevich

PVP: 29,00 €

Disponible también en eBook

Programa Europa Creativa de la Unión Europea

Sarajevo, primavera de 1992: un Estado se desmorona para dar paso a la guerra y un joven bosnio de diecisiete años queda una tarde atrapado en Grbavica, un barrio ocupado por las fuerzas serbias. Durante más de tres años se verá forzado a permanecer allí, separado de su familia. Sus días discurrirán entre la oscuridad y las humillaciones por parte del enemigo. Será asignado a un pelotón de trabajo para enterrar a los muertos, pero también logrará hallar la esperanza o el refugio en el otro. Plegaria en el asedio es una hazaña literaria cuya crudeza ha sido comparada con la de las obras de Shalámov o de Grossman. Una novela con poso autobiográfico que se enfrenta a los horrores de la guerra sin dejar de ser una historia íntima sobre personas, sobre la oscuridad y la luz que hay en ellas. Con un estilo conciso y directo, auténtico y sin concesiones, Damir Ovčina nos sorprende con una pieza literaria única, una obra de primer nivel. Oraciones breves, entrecortadas y sin patetismo que acorralan al lector. Plegaria en el asedio nos arroja al absurdo de la guerra, al infierno sufrido por los civiles, a los profundos y oscuros meandros del alma humana, y es capaz de encontrar esperanza entre sus escombros, donde siempre podrán florecer el arte y el amor.

«Europa tiene que dar la bienvenida a un gran autor. Es lo más inquietante que se ha escrito sobre la realidad de esta y muchas guerras similares». Frankfurter Rundschau

«Un debut brillante. La frialdad y la inocencia de su mirada recuerdan obras maestras como Si esto es un hombre de Primo Levi o Sin destino de Imre Kertész». Berliner Tagesspiegel

«Este es el libro más perturbador que he leído en mucho tiempo. Tan inquietante como Relatos de Kolimá de Shalámov. Y que conste que es un cumplido». Aleksandar Grujičić

Cofinanciado por el Programa Europa Creativa de la Unión Europea (Support to Literary Translation Projects 2019)

Sobre este libro han dicho:
  • El Confidencial (Daniel Arjona)

    Nadie escribe como Damir Ovcina

    Una tarde de abril de 1992 un adolescente de 17 años sale de la casa familiar en el barrio de Drovinja, en Sarajevo, y se dirige al de Grbavica a ver a una amiga. Pero aquella visita que debía ser trivial no pudo serlo en aquel país en guerra y en aquella capital de Bosnia y Herzegovina que estaba a punto de ser sometida a un feroz asedio por las tropas yugoslavas, el más dilatado sitio de una población en la historia reciente. El barrio de Grbavica fue tomado aquella misma tarde por los efectivos serbios y el joven no pudo ya volver a su hogar. Pasaron tres años en los que sobrevivió en territorio hostil asignado a un pelotón que enterraba a los muertos de la contienda. Pasaron veinte años más en los cuales las impresiones e imágenes del horror vivido se batieron en su cabeza con la mejor manera de contarlas, la forma única para aquella experiencia incomparable. Y entonces, solo entonces, Damir Ovcina (1973) publicó su novela.

    La escritura de Ovcina es única, sus frases cortas estallan descarnadas y directas, en ocasiones sin verbos, mientras su estilo nos arrastra al ritmo del tableteo incesante de la Avenida de los Francotiradores. La excepcional traducción de Luisa Fernanda Garrido y Tihomir Pistelek ha debido ser ardua. ¿Quién es este escritor tan singular? ¿Quién es el hombre que enterraba a los muertos en las fosas comunes de Sarajevo?

     

  • FronteraD (Isaak Begoña)

    Con un estilo directo y una personalidad arrolladora, su prosa no deja a nadie indiferente: ¿Es una ametralladora? ¿Es una batería de free jazz? Afortunadamente, sus oraciones desacompasadas no siguen moda alguna ni patrón aparente, nos dejan sin resuello. Desde luego no es una lectura fácil, pero eso nunca fue el objetivo. Hablamos con él antes de su viaje promocional a España.

    Buenas tardes, Damir. Lo primero de todo, ¿qué tal estás? ¿Cómo está la situación en Sarajevo estos días?
    Yo estoy bien, gracias. La situación en Sarajevo fue muy difícil al principio de la pandemia, no había vacunas y la gente estaba desesperada. Ahora está mejor, tenemos más vacunas de las que necesitamos.

    ¿Por qué decidiste escribir este libro veinte años después de la guerra?
    Yo siempre quise escribir y este ha sido un proceso largo, no solo el de encontrar sobre qué quería escribir, sino también cómo hacerlo. Ha habido mucha experimentación, a veces el material, la realidad, no responde y he tenido de encontrar una forma nueva de narrar, distinta.

    ¿Cuánto hay de autobiográfico en esta novela?
    Al principio todo era ficción, ya no estoy seguro (risas).

    Según Jonathan Franzen ”la ficción más autobiográfica requiere una invención pura”. ¿Qué nos puedes decir al respecto?
    Me gusta la cita y estoy de acuerdo con ella. Los personajes en la novela se hicieron
    fuertes y, como escritor, tuve que seguirles. La literatura no puede ser solo un reflejo de la vida, descansa en ella, pero cuando escribo exploro eventos y situaciones parecidas a las que me podrían haber ocurrido. Yo utilizo la realidad, pero cavo más hondo y voy más lejos, intentando comprender su complejidad.

    En aquella época, durante el asedio, tú eras un adolescente viviendo en Sarajevo, ¿verdad?
    Sí, no me atrevería a escribir otra historia que no fuera la mía. El libro se basa en aquella experiencia y escenario.

    Mucha gente de tu generación dejó Bosnia durante la guerra, tienes amigos que lo hicieron¿Han vuelto? ¿Tienen intenciones de volver?
    Sí, la mayoría se fueron. Muchos emigraron a Alemania o América, algunos a Suecia. Fue muy común en la gente de mi edad, empezaron una nueva vida y ahora solo regresan de vacaciones, durante el verano.

    ¿Cómo es la situación política y económica en Bosnia en la actualidad, está mejorando? 

    Este momento es el peor desde después de la guerra, está empeorando. Hay muchas
    tensiones, incluso la gente habla abiertamente sobre la posibilidad de una guerra. Aunque nadie sabe qué es lo que va a pasar. Muchos piensan que en caso de apuro Europa o América van a intervenir y solucionar nuestros problemas. Yo soy escéptico al respecto.

    ¿Qué piensas del nacionalismo y los posibles paralelismos entre Bosnia y España?
    Las ideas son bastante similares, aunque aquí el nacionalismo se parece todavía más a una enfermedad, está en oposición a elementos culturales o históricos. Puede ser peligroso en cualquier lugar, lo maldito tiene mil formas. No conozco bien España como para hacer una comparación, pero estoy seguro de que la sociedad allí es más fuerte que en Bosnia, está más apuntalada. De cualquier forma, los problemas del mundo no están resueltos y no lo estarán, nunca será un lugar seguro y predecible.

    En tu opinión, ¿Cuál sería el adjetivo para describir el panorama en Bosnia? ¿Enfadado? ¿Inestable? ¿Esperanzador?
    Enfadado, para mí y el mundo que me rodea.

Recomienda este libro: