< Volver a Catálogo > Solos en Londres

Solos en Londres

Sam Selvon

ISBN: 978-84-15509-33-2
Encuadernación: Cosido
Formato: Rústica con solapas
Fecha de publicación: 24/05/2016
Número de páginas: 189
Traducido por: Enrique Maldonado Roldán

Ilustración de cubierta: Gabriel Saiz
PVP: 17.00€

Durante los años cincuenta, cada vez eran más los chicos que llegaban a Londres desde las Antillas en busca de trabajo y una vida mejor. Sus sueños a menudo chocaban contra la fría niebla de una ciudad en la que los crecientes prejuicios raciales comenzaban a ocupar las portadas de los periódicos. Muchos de estos nuevos inmigrantes conocieron el hambre, la discriminación y la soledad pero, poco a poco, lograron abrirse camino y procurarse una forma de vida. En torno a la figura de Moisés Aloetta, uno de los primeros trinitenses en llegar a Inglaterra, Solos en Londres despliega un collage de vidas cruzadas y voces singulares que retrata el día a día de la incipiente comunidad negra en el Londres de la posguerra y al mismo tiempo nos ofrece otra visión de la ciudad: la que palpitaba en los barrios de la clase obrera y en los callejones de Notting Hill o Bayswater mucho antes de que fueran arrasados por la gentrificación y donde era habitual ver pancartas que rezaban: Keep Britain White! Solos en Londres es la mejor novela de Sam Selvon y la primera en abordar la temática de la inmigración caribeña desde la óptica de sus verdaderos protagonistas, quienes tanto por sus marcados acentos como por el color de su piel tuvieron que enfrentarse a la exclusión y se vieron forzados a crear una identidad colectiva. Sus voces, sus expresiones, su deslumbramiento ante la gran ciudad, sus éxitos y sus miserias se aúnan en un poderoso retrato actual y humano de la inmigración. 

Sobre este libro han dicho:
  • Supervivencia y diversión, calles sucias, trabajos malpagados y oficinas de empleo.

    Solos en Londres te lleva a un mundo que consiguió ―como medida de supervivencia― mantener su autonomía dentro de una sociedad tan celosa de su identidad como la inglesa. Un mundo con sabor a calipso y a menta, que nos habla en un lenguaje que es a la vez cercano y escurridizo, propio y ajeno, con algo de nosotros y mucho de los otros. El mismo que hablaron nuestros abuelos cuando cambiaron los secarrales por el asfalto, la paja por la uralita o el español por el alemán.

  • LA VOZ DE GALICIA

    «Solos en Londres», una ventana al origen de la multiculturalidad británica: Selvon transporta al lector a una tarde dura de invierno en Londres, donde no puede faltar la niebla, ni un bus de la línea 46 para poder ir a Waterloo. Allí llegan los inmigrantes de su larga travesía en barco. Los personajes hablan criollo y no les borra las peculiaridades lingüísticas de Trinidad y las Antillas. Enrique Maldonado Roldán no tuvo fácil la traducción. De hecho compara su labor con la de un relojero, ya que Selvon construyó un reloj «pequeño, manejable, preciso y perfecto», pero él tuvo que hacer una selección precisa, sin usar jamás el martillo y dándole aroma hasta tener la misma maquinaria.

Recomienda este libro: